2/1/17

Viajar barato a Europa (y por Europa): 20 consejos para conseguir los mejores precios

Escrito por: Javier Saul - 10:48

Share

& Comentar


Preparar el viaje a Europa, armar el presupuesto, revisar la documentación y preparar la valija. Pasos clásicos en los que suele tomar relevancia el momento de afinar el lápiz, de hacer números y de establecer un gasto que no nos tire abajo las vacaciones. El Viejo Continente siempre es un destino que vale la pena visitar -cualquiera sea la puerta de ingreso, y en cualquier momento del año-, pero también puede minar nuestra billetera por culpa de los pasajes (salvo cuando se aprovechan las promociones). Aunque, a contramano del valor de los vuelos, la estadía tiene infinitas opciones para ahorrar, recuperar lo gastado (devolución del IVA, por ejemplo) o gastar lo mínimo y necesario.

Las aerolíneas low-cost, los hostels, los trenes, las bicicletas, las rebajas y los viajes en Metro forman parte del paisaje europeo y resultan de gran utilidad para los viajeros. Tanto para los visitantes que pisan el continente por primera vez, como para aquellos que ya conocen cada truco para viajar barato, sin dejar de disfrutar.

Viajar barato (a Europa)


Sitios como Promociones Aéreas. Hay muchísimos sitios similares, pero en la Argentina está teniendo cada vez más repercusión promociones-aereas.com.ar, el lugar ideal (al menos, para nosotros) para encontrar las mejores recomendaciones de vuelos baratos, promociones, precios-locos, etc. Y tienen un espacio de "Vuelos a Europa".

Buscar vuelos en Skyscanner o similares. Los buscadores que comparan vuelos, hoteles y alquiler de autos de diferentes agencias sirven para poder encontrar buenas opciones. Te muestran precios diferentes, escalonados desde el más barato al más caro, y te dan opciones para cambiar de fechas, ver destinos cerca del que vos querés ir (para ver si es más barato viajar ahí y después hacer escala) y hasta mapas de precios. Skyscanner (www.skyscanner.net) es uno de los más conocidos, pero hay varios. Y también cuentan con aplicaciones para iOS y Android.

Viajar en la primavera europea. Viajar en junio/julio a Europa suele resultar caro, no sólo por los pasajes, sino porque es la "temporada alta" europea. El verano aumenta precios externos e internos. Por eso, una buena opción es viajar en invierno (diciembre/enero/febrero), aunque hay que comprar los pasajes con anticipación para encontrar buenos precios e ir ¡muy abrigado!. Por eso, el mejor momento parece ser de marzo a junio: tiene los buenos precios del invierno y le suma pasajes baratos por estar fuera de temporada.

Hidden-city. ¿De qué estamos hablando? El Hidden-city ticketing no es otra cosa que la búsqueda de pasajes "con ciudad oculta". Vamos a explicarlo mejor: es cuando resulta más barato sacar un pasaje Buenos Aires-Madrid-Londres que un Buenos Aires-Madrid. Un joven neoyorkino creo Skiplagged, una plataforma que busca la manera más barata de llegar a destino aprovechando las mejores tarifas mediante escalas que para el pasajero terminan siendo el destino final. En el caso de ejemplo, te bajarías en Madrid como escala y nunca llegarías a Londres. Acá explicamos qué es el hidden-city, sus peligros y recomendaciones.

Viajar desde Brasil, Chile o Uruguay (Argentina tiene los vuelos más caros de la región). Si se vuela desde Brasil a Europa o a Estados Unidos, el pasaje puede llegar a salir la mitad de lo que se paga saliendo desde Buenos Aires. Cuestión de sacar el pasaje hasta Foz de Iguazu, Santiago o Montevideo y de ahí viajar a Madrid.  En la suma de ambos tickets se puede llegar a pagar la mitad de lo que costaría el directo desde Buenos Aires.

Viajar barato (por Europa)

Aerolíneas low-cost europeas. EasyJet, Ryanair, Vueling. El que no viaja barato por Europa es porque no quiere ;). Las aerolíneas de bajo costo ofrecen buenos precios y suelen ser eficientes. No tendrán la magia de viajar en tren de país a país, pero no se puede negar que son de gran ayuda para los presupuestos. Lo bueno: viajar barato por Europa. Lo malo: el límite de equipaje y los "gastos extras" que pueden inflar los vuelos low-cost.

Los jueves locos de EasyJet. Aunque está claro que hablar de vuelos baratos en una aerolínea low-cost parece una redundancia, en esta caso es una promoción que funciona cada semana y que, de paso, es una buena manera de buscar vuelos y buenos precios de manera simple. ¿De qué se trata? De los "Jueves locos" de EeasyJet -en su versión en español-. Cada jueves, en el Facebook oficial de EeasyJet en español (www.facebook.com/easyjetEspana) aparecen las mejores tarifas con los últimos asientos disponibles para reservar, con salida desde los principales aeropuertos de España. Más: el paso a paso de los Jueves locos y cuáles son los destinos que se pueden encontrar.

Suscripción, redes sociales y e-news. Las aerolíneas suelen tener un espacio para suscribirte a su newsletter y, aunque mucha veces pueda sonar a spam, resulta una buena manera de estar al tanto de promociones. Idéntica situación para quienes sigan a las aerolíneas en redes sociales (Twitter, Facebook o Instagram) o conozcan los blogs de e-news de algunas aerolíneas. Suscribirse, estar atentos, seguir a las empresas por las que queremos volar. Esa es la cuestión.

El calendario de precios de la low-cost Vueling. Otra buena manera de conseguir vuelos baratos por Europa. Se necesitan sólo tres datos: salida, destino y cantidad de viajeros (y hasta marcar si es una familia numerosa). Después, la aerolínea low-cost te muestra cuál es el mejor día para viajar y te lo marca en amarillo (se pueden conseguir precios hasta tres o cuatro veces más baratos que lo habitual para aerolíneas de bajo costo). Acá podés ingresar al calendario de precios.



Hospedaje

¿Hostel? ¿Hotel de pocas estrellas? ¿Departamento? Si algo ofrece Europa a buen precio a diferencia de, por ejemplo, Estados Unidos, es el hospedaje. Ya sea en hoteles (hay de dos estrellas que realmente valen la pena por la relación calidad-precio), hostels (podés buscar en hostelbookers.com o hostelworld.com) o departamentos (Airbnb es un paso obligado para quienes busquen es tipo de hospedaje). En cuanto a los hoteles, una buena opción es Booking.com, con los filtros necesarios para encontrar el lugar adecuado. Acá les dejamos un pequeño listado de hoteles recomendados por viajoporeuropa.com y su reseña correspondiente: Hotel Allegra (Berlín), Sidney Hotel (Londres), Gran Meliá Colón (Sevilla), Medium Prisma (Barcelona) y Hostal Ballesta (Madrid).

Booking.com

Transporte

Usar Metro o trenes locales (nada de taxis). La mayoría de las grandes capitales europeas tienen una buena conexión por Metro. Madrid, Londres, París. Lo que hace innecesario gastar de más en taxis. En Madrid, por ejemplo, se puede tomar el Metro en el mismo aeropuerto de Barajas y llegar hasta la Gran Vía por un puñado de euros. Del aeropuerto al centro en una hora y sin gastar de más. En Londres, la cuna del "mind the gap", se puede llegar del aeropuerto Londres-Gatwick a Victoria Station en el tren Gatwick Express. Pero no todo radica en la conexión con los aeropuertos. Los viajes internos también valen la pena bajo tierra o en los trenes locales. Se compran pases diarios o semanales, se ahorran varios euros y se aprovechan para recorrer las ciudades de punta a punta. En España está el Metro y los trenes de cercanías, en Londres es el Underground, en Berlín son los U-Bahn y los S-Bahn. Indispensable conseguir un mapa antes de viajar, tomar nota y marcar en rojo los destinos imperdibles.

Buenas opciones para viajar en tren por España. España, tradicional puerta de entrada de los americanos cuando llegan a Europa, tiene una buena conexión de trenes que vale la pena aprovechar. No sólo sirve su red de Metro en Madrid (Barcelona también tiene la suya), sino que existen diferentes opciones para viajar en tren en la red que administra Renfe. Y hay para todos los gustos y presupuestos: desde la clase preferente de los trenes de alta velocidad (AVE) -con menú ejecutivo y trato VIP- hasta los trenes regionales que tardan un poco más en llegar a destino, pero que son de gran ayuda para los bolsillos.  Hay trenes de larga distancia, media distancia, cercanías. Y cada uno tiene sus propias divisiones. Por ejemplo, entre los de alta velocidad están los Avant (corta distancia), los AVE (alcanzan velocidades de hasta 300 kilómetros por hora), los Altaria o los Alvia [consejos para viajar en trenes de alta velocidad en España]. Para entender cómo achican distancias los trenes de alta velocidad (aunque así también cuestan más):
- Madrid-Barcelona en AVE: de 2.30 a 3 horas
- Madrid-Barcelona en Regional Expres: 9.30 horas
Algunas estaciones que valen la pena visitar si uno viaja en tren por España: Atocha (Madrid), Sants (Barcelona), Estación de Toledo (Toledo) y Estació del Nord (Valencia).

Buscar recomendaciones para viajar en tren por Europa. Hay varios tips a tener en cuenta, como viajar de noche, revisar los sitios especializados (como Seat61), comparar precios. Los trenes no suelen ser baratos para conectar los países por la fuerte competencia que hay con las aerolíneas low-cost (muchas veces resulta más económico hacer el viaje por aire), pero Europa es el lugar ideal para viajar en tren, con estaciones que están en el centro de las grandes ciudades y que no exigen muchas más conexiones para llegar a tu hotel o algún punto turístico. Si pensás viajar mucho en tren se recomienda conseguir la Eurail (se compra en Rail Europe www.raileurope.com.ar). Con ese pase podés aprovechar los viajes al máximo y ya lo llevás encima antes de viajar (lo pagás en pesos argentinos y te lo manda a tu casa). Además, la página cuenta con un mapa interactivo para planificar el viaje.

Usar la bicicleta. Ciudades como Berlín están tan preparadas para las bicicletas que hasta los trenes tienen sitios específicos en cada vagón. Y aunque el invierno ayude demasiado para su uso, en verano se pueden ver hasta más bicicletas que autos en cada esquina. Y el resto de Europa no se queda atrás: en Sevilla conocimos el servicio público Sevici; pero no es el único, hay decenas de servicios diferentes en cada ciudad. Pedaleando se llega a Roma...

Bus. Con tantas opciones en Metro, trenes y aerolíneas low-cost, el bus (micro o colectivo) no tiene el mismo uso que en otros rincones planeta. Muchas veces resulta más conveniente irse desde un pueblo en tren antes que en bus, pero de todas maneras hay buenas páginas, como Busabout, que sirven para ver las conexiones, comparar precios y encontrar ofertas.

Salidas

La comida. Comprar en supermercados y comer donde comen los locales. El combo suele ser ideal para los bolsillos a la hora de parar para almorzar o cenar en Europa. Hay muy buenos precios en los supermercados y una oferta variada de productos que sirven para llevarse la comida al hotel y dejar de lado los grandes restaurantes. Eso sí, en cada ciudad hay lugares que merecen una visita obligada para disfrutar de la comida tradicional. Para eso no sólo se puede ir a los bares/pubs donde van los locales, sino que también se pueden aprovechar las ferias. Algunos lugares de calidad/buen precio que reseñamos en viajoporeuropa.com: Vapiano (Berlín), la cadena 100 Montaditos (España), Bar Antojo (Sevilla) y Patio de San Eloy (Sevilla).
Recomendado si comprás en España: el comparativo de cuánto cuestan los productos en cada cadena de supermercados, vía +gastrenomia.

Las rebajas en indumentaria. En invierno (después del 7 de enero, aunque en los últimos años se fue adelantando la fecha hasta casi la Navidad) y en verano hay fuertes rebajas en los locales de indumentaria. Descuentos que llaman la atención desde sus carteles rojos (pueden ser del 50% y hasta el 70%). Lo que desata la locura de turistas, pero también de los residentes. Además, los descuentos se van incrementando semana a semana, mientras dure la época de rebajas. Eso sí, también va bajando el stock.

El 10% de descuento para turistas del Corte Inglés (España). El Corte Inglés ofrece un descuento del 10% para los extranjeros en sus locales de España. Así es. Y si a eso se le suma la devolución de IVA (tax free) que se hace en el aeropuerto, la promoción empieza a ser más que interesante.

Entrar gratis a los museos. Acá las opciones son variadas, por lo que hay que averiguar en cada museo que quieran visitar. Hay días gratis (domingo, por ejemplo), horarios (última hora de cada de día o a partir de tal hora), promociones para determinada edad, posibilidad de ingresar sin pagar con un carnet de estudiante, etc. En muchos casos estamos hablando de ahorrarse el pago de la entrada, que suele estar cerca de los 10 euros. Ante un viaje en familia, los ingresos gratis pueden servir para pagar la cena 😉

Recuperar el IVA (tax free) de tus compras en Europa. Sí, lo sumamos como una buena manera de viajar barato, porque terminás recuperando parte de tus gastos en el Viejo Continente. En el blog de Sir Chandler hay un detallado tutorial de cómo recuperar el IVA en Europa. Pasen, vean, tomen nota y recuperen parte de lo gastado. Hay que estar atentos porque desde 2017 se va a estar implementando el sistema DIVA para agilizar la devolución: qué es el DIVA y cómo funciona.

fotos | viajoporeuropa.com

Acerca de Javier Saul

Periodista y abogado. Diario La Nación. Fútbol en TV. Editor de viajoporeuropa.com.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Copyright © 2013 Viajo por Europa ™ is a registered trademark.

Designed by Templateism . Hosted on Blogger Platform.